El buque portacontenedores Ever Given, que bloqueó durante seis días el Canal de Suez y que estuvo retenido en total más de tres meses, levó ancla este miércoles como se preveía tras un acuerdo de indemnización con las autoridades egipcias de parte de su propietario japonés firmado en la misma jornada.

El gigantesco navío, con una capacidad de 20 mil toneladas, quedó bloqueado cortando por completo el paso en el canal el 23 de marzo, un incidente que afectó gravemente al comercio marítimo mundial y provocó pérdidas a Egipto.

Anclado en Gran Lago Amargo, en el medio del Canal de Suez, desde la reanudación del tráfico marítimo el 29 de marzo, el Ever Given comenzó a desplazarse con su cargamento hacia el norte rumbo al Mediterráneo poco después de la madrugada.

Más de tres meses después del fin del incidente y varias semanas de indemnización, la Autoridad del Canal de Suez (SCA) anunció el domingo un acuerdo de indemnización con el propietario japonés del buque, Shoei Kisen Kaisha, que se firmó este miércoles y cuyos términos permanecieron confidenciales.

El abogado de SCA, Jaled Abu Bakr, insistió en un discurso poco antes de la firma en la “confidencialidad” del acuerdo.

“Confirmo que hemos preservado todos los derechos de la autoridad”, aseguró.

El presidente de la SCA, Oussama Rabie, dijo el domingo en una entrevista por televisión que Egipto recibiría, además de compensaciones financieras, un remolcador con capacidad de 75 toneladas de parte del propietario del Ever Given.

El Cairo reclamó inicialmente 916 millones de dólares antes de revisar la cifra a la baja, a 550 millones de dólares. Durante la ceremonia del miércoles, Rabie anunció “al mundo” la conclusión del acuerdo, con las banderas egipcia y japonesa detrás, en directo en la televisión de su país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí