Sin duda uno de los acontecimientos más importantes en la vida de una persona es llegar al altar con la persona amada, sin embargo, también se vale arrepentirse.

Tal es el caso de un hombre de origen chino, quien se las ideó para no casarse con su prometida. De acuerdo al sitio LAD Bible, el señor Chen, pensó que su novia se decepcionaría si él fuera arrestado por robo, así que, hurtó un altavoz Bluetooth de una academia de baile en Shangai.

Tras ser arrestado ese mismo día, el señor Chen, confesó el motivo del delito, “Mi novia quiere casarse conmigo, pero yo no quiero casarme con ella”.

Al tratarse de un delito menor, no pasará demasiado tiempo en las dependencias policiales. Se desconoce si al salir de la cárcel su novia le repudie por este acto o simplemente porque no quiere casarse con ella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí